Las fuentes de oxígeno son; 1.- El cilindro de alta presión, 2.- Concentrador de oxígeno, 3.- Concentrador de oxígeno portátil, 4.- Oxígeno líquido

El cilindro de alta presión; conserva el oxígeno de forma gaseosa, ocupa gran volumen y requiere de recambios frecuentes en función del flujo prescrito y del tamaño del cilindro. No concede autonomía al paciente para desplazarse fuera del domicilio.

El concentrador de oxígeno; es un sistema que extrae el oxígeno del aire ambiente, separándolo el nitrógeno del aire ambiente  mediante filtros moleculares. Con bajos flujos (1-3 l/min) se alcanzan concentraciones oxígeno de 92-95% y con flujos altos, concentraciones de 95-98% en base a la patología pulmonar con la que cursen los pacientes. El concentrador de oxigeno es un sistema económico y tiene como inconveniente el ruido y la dependencia del suministro eléctrico.

El concentrador de oxígeno portátil; puede suministrar oxígeno solo en la inspiración, (sistemas ahorradores de Oxigeno) suministran oxígeno en la inspiración cuando el flujo es bajo, entre 1-6 pulsos o bien pueden suministrar oxígeno en la inspiración y espiración (flujo continuo), pero en general no superan los 3 lts/min, existen en el mercado modelos de 5 lts/min. Estos pueden recargarse en cualquier enchufe, en el automóvil.  Cuando se requieren flujos altos no son tan efectivos (la concentración oxígeno varia 85-95 % dependiendo del flujo).

El oxígeno líquido; puede almacenarse en estado líquido a muy baja temperatura (-180 ºC), se almacena en tanques con capacidad de suministro (5-7 días) y se transfiere a cilindros o mochilas pequeñas (4 Kg) con autonomía de 4-8 horas según el flujo que requiera el paciente. Se suministra oxígeno con un flujo continuo, tanto en la inspiración como en la espiración.  El oxígeno líquido proporciona una concentración oxígeno del 100% a cualquier flujo, es la fuente de oxígeno más cara ya que el proceso de licuación y la red de distribución es compleja, una ventaja es que permite la autonomía del paciente.

Se le denomina caudalímetro al  dispositivo que se acopla al manorreductor de la fuente de oxígeno y permite controlar el flujo de litros/minutos de oxígeno que se administra, se le conecta una botella desechable que lleva agua destilada estéril, que añade humedad al oxígeno que se administra cuando pasa por el recipiente y se le denomina humidificador.

El humidificador, se debe limpiar con jabón desinfectante y rellenar con agua estéril destilada, no sobrepasando el nivel indicado en el recipiente. El humidificador se puede adaptar al circuito de oxígeno y puede llevar un calentador administrando el oxígeno caliente.

Su médico puede prescribirle la administración de oxigeno por  medio de un cilindro o  bien por un  sistema estacionario, la prescripción adecuada depende de las necesidades individuales de cada paciente.

Cuando se prevé que el suministro de oxígeno se prolongue, debe humedecerse, siempre que sea posible, para evitar que las secreciones secas obstruyan las vías respiratorias más pequeñas. La eficacia del suministro de oxígeno debe controlarse con oximetría de pulso. Por lo tanto, deben permanecer en una posición cómoda siempre que sea posible. Mientras la oxigenación se mantenga adecuadamente, unas puntas nasales puede ser preferible a una máscara facial para administrar oxígeno.

Se debe considerar la duración de la administración de oxígeno al seleccionar el modo de suministro de oxígeno, el uso de altas tasas de flujo de oxígeno durante largos períodos de tiempo puede agotar rápidamente los tanques disponibles.

Aunque el oxígeno en sí mismo no es inflamable, hace que otros materiales, como el cabello, los aceites de la piel, la ropa y los muebles, se incendien a temperaturas más bajas. Los cilindros de oxígeno almacenados deben mantenerse al menos a 1.5 metros  de distancia de llamas abiertas, fuentes de calor o dispositivos eléctricos.

Si se utilizan cilindros de oxígeno, se deben asegurar para que no se caigan, o desarrollen una fuga. Es necesario monitorear regularmente los cilindros de oxígeno intercambiados para garantizar que todas las válvulas funcionen correctamente y que no se produzca una sobre presurización con la posibilidad de que el cilindro explote.

1.- Bliss P, Mc Coy RW, Adams AB. Characteristics of demand delivery sysyems: maximum output and setting recommendations. Respir Care 2004; 49:160-65.

2.- Soffer M, Tashkin DP, Shapiro BJ, et al. Conservation of oxygen supply using a reservoir nasal canula in hypoxemia. Chest 1985; 88:663

3. .Furham C, Chouaid C, Herigault R, et al. Comparison of four demand oxygen delivery systems at rest and during exercise in pulmonary disease. Respir Med. 2004; 98-938.

Please follow and like us:
Pin Share
Leave a reply