La elección del sistema para proporcionar oxigeno dependerá del estado clínico del paciente y de la dosis deseada de oxígeno, que es una función de la fracción de oxígeno inspirado (FiO o concentración) y la tasa de flujo de oxígeno.

Los sistemas de administración de oxígeno han de permitir introducir el gas en la vía aérea garantizando una FIO2 estable, hay una variedad de sistemas disponibles para administrar oxígeno a pacientes que respiran espontáneamente.

Sistemas de bajo flujo; 1.- Puntas nasales, 2. – Mascarillas simple, 3. – Mascarillas con reservorio.

Sistemas de alto flujo; 1.- Mascarillas tipo Venturi,2. – Cánulas nasales con alto flujo.

La concentración de oxígeno que puede administrar mediante puntas nasales y varía según factores como la frecuencia respiratoria del paciente, la velocidad del flujo de oxígeno y el grado de respiración oral. La concentración de oxígeno que se administra varía del 25 al 40 por ciento.

Las puntas nasales consisten en dos cánulas de plástico flexibles de 1 cm de longitud que se adaptan a las fosas nasales y se mantienen sobre los pabellones auriculares, la concentración de oxígeno en el aire inspirado no es estable sino que dependerá de la frecuencia respiratoria y el patrón respiratorio, con este sistema aumenta la concentración de aire inspirado entre un 3-4% por cada litro/minuto de O2 administrado, es el dispositivo más confortable para el paciente ya que le permite alimentarse y hablar sin necesidad de ser retira

Las consideraciones generales al usar una máscara de oxígeno incluyen lo siguiente, la máscara debe ajustarse sobre la nariz y la boca del paciente. Se sujeta alrededor de la cabeza con una correa elástica, por la variedad de tamaños disponibles se debe elegir el tamaño adecuado para cualquier paciente, Las máscaras pueden ser difíciles de usar para algunos pacientes que se vuelven más ansiosos y poco cooperativos cuando se les aplica una máscara.

 Los tipos de máscaras que se usan típicamente incluyen sistemas simples de no reinhalación y con reservorio de reinhalación parcial. Con tasas de flujo de oxígeno entre 6 y 10 L/minuto, las máscaras simples pueden proporcionar fracciones inspiradas de oxigeno entre el 35 y el 50 % y las mascarillas con reservorio proporcionan fracciones inspiradas de oxigeno mayores del 60%. Se recomienda siempre una tasa de flujo de oxígeno superior a 5 L/minuto para evitar la reinhalación de dióxido de carbono, el flujo de oxígeno debe ser suficiente para mantener la bolsa inflada (más de 7 lts/min).

Los sistemas de alto flujo son sistemas que se caracterizan por aportar una concentración constante de oxígeno independientemente del patrón ventilatorio del paciente. La mascarillas de tipo Venturi es un sistema que permite administrar una concentración exacta de oxígeno, proporcionando fracciones inspiradas de oxigeno del 24% al 50% que se consigue con 3 lts/min a 15 lts/min de oxígeno con independencia del patrón ventilatorio del paciente.

Se basan en el efecto Venturi por el cual cuando el flujo de oxígeno pasa por un orificio estrecho aumenta su velocidad arrastrando aire ambiente que se mezcla con el oxígeno, consiguiendo así la administración de una fracción inspirada fija.  La entrada de aire depende de la velocidad del chorro de aire (flujo) y el tamaño de la apertura de la válvula, según ese tamaño se consiguen distintas concentraciones de oxígeno desde el 24 al 50%. Este es el sistema más utilizado en el medio hospitalario porque la fracción inspirada de oxigeno que se aporta es estable.

La cánula nasal de alto flujo es un sistema con los que se alcanzan FiO2 superiores al 50%, actualmente existen nuevos dispositivos respiratorios que permiten calentar y humidificar flujos de aire para su administración a través de una cánula nasal, con los que se puede tolerar flujos más altos y permiten utilizar flujos de hasta 60 l/min.  Estos sistemas de alto ofrecen un modo de oxigenación eficaz, para el tratamiento domiciliario de enfermos con insuficiencia respiratoria aguda y crónica, sobre todo en los casos de hipoxemia o disnea refractaria al tratamiento con las tradicionales máscaras con efecto Venturi, ya que aportan un fracción más constante y elevada de oxígeno y ofrecen comodidad y tolerabilidad.

1. Medical oxygen. National Fire Protection Association. http://www.nfpa.org/safety-information/for-consumers/causes/medical-oxygen (Accessed February 25, 2014).

2. Home Oxygen Therapy for Adults with Chronic Lung Disease. An Official American Thoracic Society Clinical Practice Guideline.  (10):e121. Jacobs SS, Krishnan JA, Lederer DJ, Ghazipura M, Hossain T, Am J Respir Crit Care Med. 2020;202.

3.Rebreathing during oxygen treatment with face mask. The effect of oxygen flow rates on ventilation. Jensen AG, Johnson A, Sandstedt S . Acta Anaesthesiol Scand. 1991;35(4):289. 

Please follow and like us:
Pin Share
Leave a reply