Omicrón tiene mayor transmisibilidad en comparación con Delta, condiciona una reducción significativa en la neutralización por sueros de individuos con infección previa o de individuos vacunados con una serie primaria (la infección más la vacunación o la serie primaria más la dosis de refuerzo parece restaurar cierta actividad neutralizante)

La aparición de cada sublinaje predominante de Omicron (BA.1, luego BA.2, luego BA.4 y BA.5) se ha asociado con aumentos locales en las infecciones por SARS-CoV-2, lo que sugiere una ventaja de replicación sobre el anterior. La ventaja de la replicación de Omicron puede estar relacionada, en parte, con el escape inmunológico de los sublinajes de Omicron, como se analiza a continuación. No se sabe si los sublinajes de Omicron son inherentemente más transmisibles que las variantes que los preceden.

Evasión inmune : las variantes de Omicron pueden escapar de la inmunidad humoral y están asociadas con un mayor riesgo de reinfección en personas previamente infectadas con una cepa diferente. En un estudio que evaluó los datos de vigilancia nacional de Sudáfrica, la proporción de reinfecciones (prueba positiva repetida al menos 90 días después de una prueba positiva anterior) a infecciones primarias fue mayor durante el comienzo del aumento de casos asociado con la variante Omicron BA.1 en comparación con los aumentos repentinos asociados con las variantes Beta y Delta.

 Estas observaciones están respaldadas por hallazgos de varios laboratorios, en los que los sueros de personas con infección previa o vacunación previa no neutralizaron a Omicron ni a otras variantes; en algunos casos, la actividad neutralizante contra Omicron fue indetectable en los sueros convalecientes y posteriores a la vacunación.

De manera similar, en comparación con Omicron BA.1, los sublinajes BA.2.12.1, BA.4 y BA.5 no se reconocen tan bien por los anticuerpos provocados por la infección o vacunación con BA.1 o BA.2. Por lo tanto, aquellos individuos que tuvieron infección anteriormente en la era de Omicron probablemente sean susceptibles de reinfección con otros sublinajes de Omicron.

Otros datos sugieren que los sublinajes de Omicron escapan a la unión a una terapia de anticuerpos monoclonales y por lo tanto, es posible que no se espere que estos anticuerpos monoclonales conserven la eficacia cuando estos sublinajes están circulando.

Gravedad de la enfermedad: los datos de observación sugieren que el riesgo de enfermedad grave con la infección por Omicron es menor que con otras variantes. Las tasas de muerte hospitalaria (1 frente a 4,5 por ciento), las tasas de ingreso en la unidad de cuidados intensivos (4 frente a 21 por ciento) y la duración de la estadía (4 frente a 8,8 días). La  edad promedio también fue más baja durante el aumento de Omicron BA.1 (39 frente a 50 años). Un análisis de Inglaterra estimó que el riesgo de hospitalización o muerte con Omicron era aproximadamente un tercio del riesgo con Delta, ajustado por edad, sexo, estado de vacunación e infección previa. Los datos sobre el riesgo de enfermedad grave con los sublinajes BA.4 y BA.5 de Omicron son limitados, aunque la evidencia preliminar sugiere que es comparable al de los sublinajes anteriores de Omicron.

Si bien el riesgo individual de enfermedad grave con Omicron es menor que con las variantes anteriores, debido a la gran cantidad de casos asociados esto puede resultar en un exceso acumulativo de hospitalizaciones y muertes asociadas con COVID-19 en comparación con otras variantes.

Los estudios muestran niveles virales más bajos en el tejido pulmonar y características clínicas más leves (p. ej., menos pérdida de peso) con Omicron en comparación con otras variantes respaldan aún más que la infección por Omicron puede ser intrínsecamente menos grave.

El riesgo reducido de enfermedad grave puede reflejar una protección parcial conferida por una infección o vacunación previa. Cuantas más personas se vacunen contra el COVID-19, más difícil será que el virus forme nuevas variantes.

1.- Altarawneh HN, Chemaitelly H, Hasan MR, et al. Protection against the Omicron Variant from Previous SARS-CoV-2 Infection. N Engl J Med 2022; 386:1288.

2.- Pulliam JRC, van Schalkwyk C, Govender N, et al. Increased risk of SARS-CoV-2 reinfection associated with emergence of Omicron in South Africa. Science 2022; 376:eabn4947.

3.-Takashita E, Kinoshita N, Yamayoshi S, et al. Efficacy of Antiviral Agents against the SARS-CoV-2 Omicron Subvariant BA.2. N Engl J Med 2022; 386:1475.

4.- Abdullah F, Myers J, Basu D, et al. Decreased severity of disease during the first global omicron variant covid-19 outbreak in a large hospital in tshwane, south africa. Int J Infect Dis 2022; 116:38.

5.- Nyberg T, Ferguson NM, Nash SG, et al. Comparative analysis of the risks of hospitalisation and death associated with SARS-CoV-2 omicron (B.1.1.529) and delta (B.1.617.2) variants in England: a cohort study. Lancet 2022; 399:1303.

Please follow and like us:
Pin Share
Leave a reply