Los coronavirus son importantes patógenos humanos y animales. A finales de 2019, se identificó un nuevo coronavirus como la causa de un grupo de casos de neumonía en Wuhan, una ciudad en la provincia china de Hubei. Se extendió rápidamente, dando como resultado una epidemia en toda China, con casos esporádicos reportados a nivel mundial. En febrero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó la enfermedad COVID-19, que significa enfermedad por coronavirus 2019. Anteriormente, este virus se denominaba 2019-nCoV. (1)

La comprensión del riesgo de transmisión es incompleta. Se cree que la propagación de persona a persona ocurre principalmente a través de gotitas respiratorias, que se asemejan a la propagación de la gripe. La transmisión de persona a persona se ha confirmado en China] y también se ha identificado en otros países, como ejemplo, en los Estados Unidos, entre 11 pacientes diagnosticados con COVID-19, nueve habían viajado a Wuhan, China, y los otros dos habían estado en contacto cercano con pacientes que tenían COVID-19 confirmado por laboratorio. (2).

Se cree que el período de incubación de COVID-19 es de 14 días después de la exposición, y la mayoría de los casos ocurren aproximadamente cinco días después de la exposición. (3).

La aparición de fiebre y síntomas respiratorios se produjo aproximadamente de tres a seis días después de la exposición presunta. Del mismo modo, en un análisis de 10 pacientes con neumonía por COVID-19 confirmada, el período de incubación medio estimado fue de cinco días. (4)

La neumonía parece ser la manifestación grave más frecuente de infección, caracterizada principalmente por fiebre, tos, disnea e infiltrados bilaterales en las imágenes de tórax. La mayoría de las infecciones no son graves, aunque muchos pacientes han tenido una enfermedad crítica. (5)

La mayoría de los casos fatales han ocurrido en pacientes con edad avanzada o comorbilidades médicas subyacentes.
El tratamiento inicial debe centrarse en el reconocimiento temprano de casos sospechosos, el aislamiento inmediato y la institución de medidas de control de infecciones.
Se recomiendan la recolección de muestras para analizar el virus COVID-19 del tracto respiratorio superior (hisopo nasofaríngeo y orofaríngeo) y, si es posible, el tracto respiratorio inferior ( esputo, aspirado traqueal o lavado broncoalveolar).
Se están explorando agentes de investigación para el tratamiento antiviral de COVID-19. Como ejemplo, el remdesivir, También ha habido interés en el inhibidor combinado de proteasa lopinavir/ritonavir.

Fuente:
1. World Health Organization. Director-General’s remarks at the media briefing on 2019-nCoV on 11 February 2020. https://www.who.int/dg/speeches/detail/who- director-general-s-remarks-at-the-media-briefing-on-2019-ncov-on-11-february-2020 (Accessed on February 12, 2020).
2. Bajema KL, Oster AM, McGovern OL, et al. Persons Evaluated for 2019 Novel Coronavirus – United States, January 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2020; 69:166.
3. Li Q, Guan X, Wu P, et al. Early Transmission Dynamics in Wuhan, China, of Novel Coronavirus-Infected Pneumonia. N Engl J Med 2020.
4. Chan JF, Yuan S, Kok KH, et al. A familial cluster of pneumonia associated with the 2019 novel coronavirus indicating person-to-person transmission: a study of a family cluster. Lancet 2020; 395:514.
5. Yang X, Yu Y, Xu J, at al.. Clinical course and outcomes of critically ill patients with SARS-CoV-2 pneumonia in Wuhan, China: a single-centered, retrospective, observational study. Lancet 2020.
6. Holshue ML, DeBolt C, Lindquist S, et al. First Case of 2019 Novel Coronavirus in the United States. N Engl J Med 2020.

Leave a reply