Es posible dejar de fumar por su cuenta, sin ayuda. Pero obtener ayuda aumenta en gran medida sus posibilidades de dejar de fumar con éxito, por lo que su médico puede aconsejarle sobre la mejor manera de dejar de fumar. 

Cuando esté listo para dejar de fumar, hará un plan para:

-Establecer una fecha para dejar de fumar

-Díga a su familia y amigos que planea dejar de fumar

-Planifique con anticipación los desafios que enfrentará ante los antojos de cigarrillos

-Retire los cigarrillos de su hogar, automóvil y trabajo.

El personal médico también pueden darle medicamentos para reducir sus ansias de fumar y reducir sus síntomas de “abstinencia” (síntomas que ocurren cuando deja de fumar).

Para la mayoría de las personas que están tratando de dejar de fumar, lo mejor es usar medicamentos y asesoramiento. También puede obtener ayuda en la línea telefónica gratuita de la Clínica de Tabaquismo INER: 55 54 87 17 00.

La nicotina es una droga psicoactiva potente que causa dependencia física y tolerancia. En ausencia de nicotina, un individuo desarrolla ansias de fumar y síntomas del síndrome de abstinencia de nicotina. Los síntomas generalmente alcanzan su punto máximo en los primeros tres días y desaparecen durante las próximas tres o cuatro semanas, pero los antojos de cigarrillos pueden persistir durante meses o años.

 Los síntomas de abstinencia de la nicotina incluyen: aumento del apetito o aumento de peso, estado de ánimo disfórico (triste, ansioso e irritable), depresivo o anhedonia (incapacidad para poder disfrutar de las actividades o situaciones que en el pasado sí resultaban placenteras). Cuando deje de fumar, es posible que tenga síntomas como falta de sueño, se sienta irritable, frustrado o enojado, curse con ansiedad con dificultad para concentrarse o para pensar con claridad.

Estos factores deben abordarse para que las personas sepan qué esperar y cómo responder si se presentan estos síntomas. Los medicamentos para dejar de fumar, incluida la terapia de reemplazo de nicotina, el bupropion y la vareniclina alivian los síntomas de abstinencia de la nicotina

Estos síntomas pueden ser difíciles de manejar, por lo que puede ser tan difícil dejarlos. Pero los medicamentos pueden ayudar. Algunas personas que dejan de fumar se deprimen temporalmente y necesitan tratamiento para la depresión, como asesoramiento o medicamentos, o ambos. Las personas con depresión podrían: dormir demasiado o demasiado poco, sentirse cansado o como si no tuviera energía, sentirse culpable o como si no valieran nada. Olvidar cosas o sentirse confundido, moverse y hablar más despacio de lo normal o con problemas para quedarse quieto.

Los pacientes con antecedentes de tendencias o ansiedad inicial tienen más probabilidades de experimentar eventos adversos neuropsiquiátricos al dejar de fumar, independientemente del tratamiento con farmacoterapia para dejar de fumar.

Un consejero puede ayudarlo a descubrir: qué le provoca el deseo de fumar y cómo manejar estas situaciones, cómo resistir los antojos y lo que puede hacer de manera diferente si ha intentado dejar de fumar antes.

Por lo que como paciente puede reunirse con un consejero en sesiones individuales o como parte de un grupo. También hay otras formas de obtener asesoramiento, como por teléfono, a través de mensajes de texto o en línea.

Diferentes medicamentos funcionan de diferentes maneras: terapia de reemplazo de nicotina: la nicotina es la droga principal en los cigarrillos y la razón por la que son adictivos. Estos medicamentos reducen las ansias de nicotina de su cuerpo. También ayudan con los síntomas de abstinencia.

Hay diferentes formas de reemplazo de nicotina, incluidos parches para la piel, pastillas, chicles, aerosoles nasales e inhaladores. La mayoría se pueden comprar sin receta médica.  A menudo ayuda usar 2 formas de reemplazo de nicotina, por ejemplo, puede usar un parche todo el tiempo, además de usar goma de mascar o pastillas cuando tenga ganas de fumar.

La vareniclina (nombres comercial: Champix) es un medicamento recetado que reduce los síntomas de abstinencia y las ansias de fumar. La vareniclina puede aumentar los efectos del alcohol en algunas personas. Es una buena idea limitar el consumo de alcohol mientras lo toma, al menos hasta que sepa cómo le afecta. Incluso si aún no está listo para comprometerse con una fecha para dejar de fumar, la vareniclina puede ayudar a reducir los antojos. Esto puede hacer que sea más fácil dejar de fumar cuando esté listo.

El bupropión (nombres comercial : Wellbutrin) es un medicamento recetado que reduce el deseo de fumar. También está disponible en versión genérica, que es más económica que los medicamentos de marca. 

También podría ser útil combinar el reemplazo de nicotina con bupropión o vareniclina, en algunos casos, una persona podría incluso tomar bupropion y vareniclina. 

Si usted no deja de fumar en su primer intento, o si deja de fumar pero luego comienza a fumar de nuevo, no debe perder la esperanza. Muchas personas tienen que intentarlo más de una vez antes de poder dejar de fumar por completo.

Podría ser útil tratar de entender por qué dejar de fumar no funcionó. Es posible que haya algo que pueda hacer diferente cuando lo intente de nuevo. Puede ser útil determinar qué situaciones le dan ganas de fumar para poder evitarlas.

Lo que puede hacer para mejrar sus posibilidades de dejar de fumar :

hacer ejercicio regularmente, cualquier tipo de actividad física, incluso formas suaves de movimiento, es buena para la salud. La actividad física también puede ayudar a reducir el estrés.

Manténgase alejado de los fumadores y los lugares que le dan ganas de fumar. Si las personas cercanas a usted fuman, pídales que dejen de fumar con usted o que eviten fumar cerca de usted.

Lleve chicle, caramelos duros o algo para llevarse a la boca. Si se le antoja un cigarrillo, pruebe uno de estos en su lugar.

No se rinda, incluso si vuelve a fumar. A la mayoría de la gente le toma algunos intentos antes de tener éxito.

1.- Patnode CD, Henderson JT, Coppola EL, et al. Interventions for Tobacco Cessation in Adults, Including Pregnant Persons: Updated Evidence Report and Systematic Review for the US Preventive Services Task Force. JAMA 2021; 325: 280.

2.- Rigotti NA. Clinical practice. Treatment of tobacco use and dependence. N Engl J Med 2002; 346: 506.

3.- Cook  JW, Piper ME, Leventhal AM, et al. Anhedonia as a component of the tobacco withdrawal syndrome. J Abnorm Psychol 2015; 124: 215.

4.- Glassman AH, Covey LS, Stetner F, Rivelli S. Smoking cessation and the course of major depression: a follow-up study. Lancet 2001; 357: 1929.

Please follow and like us:
Pin Share
Leave a reply